**Estados Unidos, lo acusa de proteger al “H2”, que operaba en Nayarit
Brota Nayarit en el escándalo Cienfuegos

Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

LA SERPENTINA  

POR GUILLERMO AGUIRRE

**Estados Unidos, lo acusa de proteger al “H2”, que operaba en Nayarit 

Brota Nayarit en el escándalo Cienfuegos 

** Pues que el general Salvador Cienfuegos, venía constantemente a la entidad porque aquí estaba la base de operaciones del cártel que él apoyaba, eso dice el fiscal que lo acusa 

Como siempre, nuestro pequeño estado de Nayarit, brota cuando se trata de un suceso que estremece a México, ya vieron ustedes que la noticia del día desde antier, fue la detención del señor general Diplomado de Estado Mayor, SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA, quien luego de una investigación que le llevó 10 años a la Oficina de la Administración para el Control de las Drogas, mejor conocida como la DEA en nuestro país,  fue detenido en Los Angeles California, en donde permanece de momento a la espera de ser llevado a la ciudad de Nueva York. 

Bueno, pero todo lo anterior es un abreviado resumen de lo que ya todo mundo conoce, ahora lo que quiero decirles es que  El gobierno de Estados Unidos acusa a Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional, de colaborar entre diciembre de 2015 y febrero de 2017 con el cartel “H-2”, encabezado por Juan Francisco Patrón Sánchez. 

Patrón Sánchez, conocido como el “H2” o “El Chico”, era identificado por el gobierno de México como “cabeza de una organización delictiva que opera en todo el país, específicamente en el estado de Nayarit”. Fue el sucesor de Héctor Beltrán Leyva, alias “El H”, cuando fue detenido el 1 de octubre de 2014, en San Miguel de Allende, Guanajuato, informó el diario Noroeste. 

Seguramente ustedes recordarán cuando el  presunto criminal fue abatido el 9 de febrero de 2017 en un enfrentamiento con elementos de la Marina en la ciudad de Tepic, Nayarit. 

En un comunicado, la Secretaría de Marina informó que los hechos se registraron en inmediaciones de la colonia Lindavista, de Tepic, donde los elementos fueron atacados por civiles armados.  

Según la versión oficial, un helicóptero de la Marina repelió la agresión con “disparos disuasivos” para “disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y fuerzas federales”. Gracias al apoyo de la aeronave los elementos en tierra pudieron controlar la situación. 

El operativo terminó en la muerte de ocho presuntos delincuentes, entre ellos Juan Francisco Patrón, alias el H2.   

Seguramente ustedes se acuerdan de aquel helicóptero que fue la sensación de todo Tepic, lanzando balas desde el cielo a ciertos puntos de una casa habitación en la colonia Lindavista, han de recordar que esa noche en la capital del estado, todo estaba preparado, recuerdo yo a un hombre que vendía tacos en la esquina de donde ocurrieron los ataques a la casa habitación, al cual le dijeron con anticipación que esa noche no pusiera su puesto, ¿quién le dijo?, el hombre manifestó en una entrevista que algunas personas que él no conocía, le comentaron que esa noche no iba a estar muy tranquila la colonia y se recomendaba que no hubiera mucho movimiento de personas. 

Obviamente ustedes recordarán también que luego del espectáculo de fuegos, del helicóptero de la Marina, esa noticia fue también mundial, porque de esa manera se abatió a un líder importante de la delincuencia organizada. 

Lo que nadie ni siquiera por curiosidad podía haber imaginado, que el finado H2, era el protegido del entonces mando máximo del honorable Ejército Nacional, es decir era el mismísimo Secretario de la Defensa Nacional, el señor SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA. 

Lo único que si recuerdo es que algunos personajes de autoridad, llegaron a comentar que las visitas del señor CIENFUEGOS ZEPEDA, eran constantes al estado, claro que no hay que olvidar que en algún momento de su carrera, el hoy preso en Los Angeles, como General de División fue comandante de la Quinta Región Militar  que comprende los estados de Jalisco, Colima, Nayarit, Zacatecas y Aguascalientes, así que en ese momento había motivos suficientes para estar constantemente en tierras nayaritas. 

A continuación se reproducen los antecedentes de la organización criminal, según la acusación contra Cienfuegos en Estados Unidos: el cártel H-2 es una violenta organización mexicana de narcotráfico que anteriormente estuvo dirigida por Juan Francisco Patrón Sánchez, también conocido como “H-2”, y tiene su sede en Nayarit y Sinaloa. 

Durante el período de tiempo relevante, el cártel H-2 tuvo numerosas células  de distribución en los Estados Unidos, incluso en Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York, a través de las cuales distribuyó miles de kilogramos de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana y ganó millones de dólares en ingresos ilegales. En México, el cártel H-2 traficaba con cientos de armas de fuego letales y cometió innumerables actos de violencia horrible, incluida la tortura y el asesinato, para protegerse de los desafíos de las organizaciones rivales de narcotráfico, luchar por el territorio y silenciar a quienes cooperarían con la ley. 

El cártel H-2 ha transportado cargamentos de drogas y recogido ganancias de la droga de la ciudad de Nueva York, incluidas áreas de Brooklyn. El cártel H-2 ha utilizado la corrupción de funcionarios públicos, incluidos los sobornos a Salvador Cienfuegos mientras era un funcionario mexicano de alto rango, como un medio y método para lograr los objetivos de su empresa de tráfico de drogas. 

CUATRO CARGOS POR NARCOTRÁFICO 

En total, la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York acusó ayer viernes a Cienfuegos de cuatro cargos relacionados con el narcotráfico y el blanqueo de dinero. 

Tres de los cargos están relacionados con la producción, tráfico y distribución de estupefacientes y un cuarto con el blanqueo de capitales, según un documento de la Fiscalía. 

El gran jurado que debía determinar si había pruebas suficientes para juzgar a Cienfuegos, cuya detención se considera un nuevo golpe al legado de Peña Nieto, ha decidido imputarlo de cuatro cargos. 

El primero de los cargos de narcotráfico es por conspirar para la producción y distribución internacional de heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana; el segundo por conspirar para importar estupefacientes y el tercero por conspirar para distribuirlos. 

«El acusado Salvador Cienfuegos Zepeda, también conocido como «El Padrino» y «Zepeda», junto con otros, conspiró a sabiendas e intencionalmente para fabricar y distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, a sabiendas y teniendo una causa razonable para creer que tales sustancias serían importadas ilegalmente a los Estados Unidos desde un lugar fuera del mismo», reza el texto. 

LA «OPERACIÓN PADRINO» DE LA DEA 

Y los nayaritas volvemos a aparecer en la investigación que permitió la detención del defenestrado  general Cienfuegos, cuando citan de acuerdo a los documentos judiciales, que  la «Operación Padrino» está asociada con el proceso judicial contra un exfiscal mexicano, Édgar Veytia, que fue sentenciado a 20 años de prisión en septiembre del año pasado en Estados Unidos. 

El escrito de la Fiscalía, firmado por el titular del Distrito este de Nueva York, Richard Donoghue, acusa a Cienfuegos de estar implicado en la producción, tráfico y distribución de mil kilogramos de mariguana, 500 gramos o más de metanfetamina, 5 kilos o más de cocaína y 1 kilo de heroína entre diciembre de 2015 y febrero de 2017. El Fiscal general en funciones del distrito este de la ciudad, Seth Ducharme, sostiene que gracias a las pruebas recogidas, entre las que cita la intercepción de miles de mensajes de teléfonos móviles «Blackberry», Cienfuegos también puso en contacto a los dirigentes de este cártel con otros» funcionarios corruptos» del Gobierno «deseosos de ayudar a cambio de sobornos». Su supuesta colaboración con este narcogrupo, con sede en los estados mexicanos de Nayarit y Sinaloa, se alega que utilizó su posición para obstruir las investigaciones y procesamientos de narcotraficantes en México, incluida la liberación ilegal de los acusados y el bloqueo de la detención de otros traficantes. 

Según la Fiscalía estadounidense, Cienfuegos garantizó de que no se lanzaran operaciones militares contra este grupo criminal, el H2,  pero sí ordenó a las Fuerzas Armadas mexicanas que atacaran organizaciones narcotraficantes rivales, en fin, qué bueno que ya es el fin de semana…hasta el lunes 


Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: