Cempasúchil, la flor que da vida al ejido Rinconada

Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Durante casi la mitad de su vida, don Antonio Saldaña ha contribuido en homenajes para el Día de Muertos, pues desde el ejido Rinconada, en García, se dedica a la siembra de cempasúchil y mano de león.

Eso sí, durante 40 años ha luchado con las inclemencias del tiempo, pues el mejor momento para empezar a cosechar las flores características de los altares de muertos es en plena canícula, en el mes de junio.

“La mano de león y el cempasúchil yo las empecé a sembrar aquí en Rinconada”, recuerda, “las primeras las traje de Oaxaca”.

Durante los primeros días de octubre, don Antonio pasa sus tardes sentado en la mecedora bajo el porche de su casa, solo se dedica a ver su parcela y la poca siembra de este año, pues él y los vecinos que se dedican a la misma actividad preveían que el covid-19 les complicaría las ventas.

Aunque para el cierre del mes la situación es completamente diferente, ahora don Toño nos atiende en su sembradío, situado a orillas del río Pesquería y a un lado de las vías del tren, mientras sus familiares y vecinos le ayudan a cortar las flores y armar manojos, pues decidió no contratar ayuda externa, como hacía en otros tiempos, en busca de ahorrar un poco.

Él supervisa el armado de los manojos, el dolor de rodillas le impiden hacer las cosas por sí solo, pero sabe que deben darse prisa para que las flores estén a tiempo en los altares.

“De aquí vivo yo, si no se vende la flor, ¿con qué vivo?”, refiere don Toño, como lo conocen los clientes.

En entrevista para MILENIO, el hombre de 82 años confirma que en los últimos días sí ha tenido ventas y agradece a los compradores que han llegado desde Monterrey, Santa Catarina e incluso desde Saltillo, pese a que la autoridad estatal decidió cerrar los panteones debido al repunte en los casos de coronavirus.

“Desde el principio vi que a lo mejor no iban a abrir (los panteones) y pues sembré poquito, antes echaba el doble y se vendía. Ahorita tienes tus clientes y vienen y te compran las flores aquí mismo”, recuerda nostálgico.

En la zona de Rinconada, en García, solo tres parcelas sembraron cempasúchil y mano de león, pero para el jueves ya casi tenían vendida toda la producción, lo que le causa una gran alegría a la gente de la zona.

Don Toño confía en que las cosas serán diferentes el próximo año y que volverán a tener una abundante siembra.

Origen

La palabra cempoalxóchitl proviene del náhuatl y significa flor de los 20 pétalos, aunque también se le conoce como la flor de los muertos o flor de cempoal.

Ubicación

La parcela de don Toño, como lo conocen sus clientes, se ubica en Camino Real y José Muñoz Velázquez, en la zona de Rinconada, en el municipio de García.

Productores

Nuevo León no figura entre los principales productores de la flor de los muertos, pues se siembra en climas más frescos, sobre todo en el Estado de México, Puebla, Hidalgo, Oaxaca, entre otros.

Otros usos

Aunque tradicionalmente el cempasúchil tiene usos decorativos, algunos hablan de sus propiedades curativas para problemas gastrointestinales, afecciones respiratorias e incluso cólicos.


Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: