MIS RECUERDOS:
LOS BOY SCOUTS
(Segunda parte)

Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

VISORÍAS
MIS RECUERDOS:
LOS BOY SCOUTS
(Segunda parte)
POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS
PARA EMPEZAR……SEGUIMOS CON EL ESCRITO ANÓNIMO QUE DON VICENTE RUIZ ( DEL MERO, MEZCALES, NAYARIT) NOS ENVÍA PARA DARLO A CONOCER Y QUE, POR SU INTERÉS, LO COMPARTO….. “Subíamos y bajábamos otras dos, tres o más lomas, hasta llegar a una hondonada, que era cubierta por la sombra de un gran árbol, donde hacíamos el campamento. En uno de los lados de esa hondonada había una gran cueva excavada por la extracción de jal, la que el Dr. Ramos bautizó como la “Cueva de los Changuitos”.
“En el campamento, cantábamos a coro, canciones Scouts, algunas veces acompañadas por el acordeón de mi Maestro de Música de la Secundaria, el Profesor Manuel de los Palos; regresábamos a casa entre 9 y 10 de la mañana a desayunar, todos sudorosos y terregosos, por lo que merecíamos, antes que nada, el baño de los sábados (como era antigua la costumbre de los mugrosos). Luego, por la tarde, íbamos de nuevo a la junta, en la casa del Dr. Ramos y su Señora, la siempre querida y bien recordada Doña Emilia, para que todo el grupo, con gran atención escuchara los siempre interesantes como piadosos relatos del Reverendo Padre Ramón Valdez (constructor del Templo de San Isidro Labrador y de la Academia “Santa Teresita” en la col. H. Casas), sobre todo, los emocionantes episodios que semana a semana nos contaba de “Mogly” (el Niño de la Selva). Terminadas las charlas, el Doctor Ramos nos obsequiaba, a los que habíamos asistido a todos los eventos sabatinos, pases para la matinée del cine Amado Nervo, que les eran obsequiados por el dueño de ese cine, Don Miguel Azcona y, pues los domingos,, ahí estábamos todos los Scouts.”
“Era tal entusiasmo y cariño que nos tenía el Dr. Ramos y Doña Emilia a toda esa bola de muchachos, que organizaban piñatas o pozoladas, cada que era santo o cumpleaños de alguno de sus hijos: Luis (bichi), Manuel, Paco o las muchachas Martha y Rosa, siempre acompañadas de las hermanas Del Toro ( Emma y Susana), quienes vivían en calle Querétaro a la vuelta de la casa de los Ramos.. Un evento de gran relevancia para todos los miembros del grupo fue el que organizó el Dr. Ramos, cuando nos tomó el “JURAMENTO SCOUT” y que, con gran bombo y platillo, organizó en los terrenos de un Club Cinegético que existía por el camino antiguo a Xalisco, denominado en aquellos tiempos “Camino de Arriba”, por estar trazado en las lomas que quedan a la derecha del actual y moderno. Por lo que procedimos a limpiar el campo, por lo que hicimos algunas terrazas donde se colocaron los invitados, en otra, los músicos y, desde luego, la más grande para todo el contingente a quienes se tomaría el Juramento, también apilamos leños que hicimos prender en múltiples fogatas por la noche.”
PERO,……ÉSTA HISTORIA CONTINUARÁ Y YA….VEREMOS Y DIREMOS.


Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: