Los últimos campesinos de la CNC, los enterró Cota
Un fantasma reclama atención

Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

LA SERPENTINA
POR GUILLERMO AGUIRRE 

** Los últimos campesinos de la CNC, los enterró Cota 

Un fantasma reclama atención 

**Desde que nació la CNC, por decreto presidencial del general Lázaro Cárdenas, estaba destinada a morir, y por buena suerte, tuvo buenos sepultureros, como Manuel Cota, en Nayarit 

Me sorprende una nota informativa que señala que alrededor de mil 800 campesinos productores de tabaco están exigiendo al Gobierno de la Cuarta Transformación los apoye con recursos federales, luego que de manera unilateral les desapareció programas de apoyo al campo, la información la dio a conocer el dirigente de la Confederación Nacional Campesina de Nayarit, Antonio López Arenas.  

Precisó el informante  que a los campesinos cafetaleros y cañeros el gobierno federal a través de la Secretaría del Bienestar les prometió apoyos, que por cierto dijo, «nunca los han entregado» 

En el caso de la demanda de apoyo a los tabaqueros, el líder campesino expresó que han dado la pelea en el Congreso de la Unión, sin embargo, los Diputados de Morena se han negado a apoyar al campo y a las familias nayaritas. 

En esta lucha por la sobrevivencia del sector más agredido por el Estado y abandonado que es el campo, la vienen empujando el líder de los tabaqueros, Rodolfo Coronado Montaño y el dirigente Nacional de la CNC, Hernández Deras. 

López Arenas adelantó que la lucha la continuará hasta las últimas consecuencias, y no van a permitir que el gobierno de la cuarta Transformación siga dañando a los campesinos y a sus familias que en estos momentos ya no sienten lo duro sino lo tupido…se reconoce la valentía de LOPEZ ARENAS, quien intenta revivir a una organización que ya no existe, una organización fantasma, y claro que me refiero a la Confederación Nacional Campesina, mejor conocida como la CNC, una organización que otrora fue una gran fuerza política del Partido Revolucionario Institucional, pero que a antes de la caída de este instituto tricolor, la CNC, tenía tiempo que había dejado de ser la organización de masas campesinas, el poder del llamado voto verde, esto de verde era por aquello que era gente del campo.  

Les quiero decir que en Nayarit, la Confederación Nacional Campesina, empezó a agonizar cuando los que la dirigían se olvidaron de los campesinos, para luchar solo por sus intereses políticos y luego para darle el tiro de gracia, no sólo en Nayarit, sino probablemente en el país completo, vino la designación de nuestro querido paisano, el contador MANUEL COTA JIMENEZ, fue entonces que la CNC, perdió su esencia campesina, COTA JIMENEZ, que requería el liderazgo de una organización para tener la fuerza política interna en el PRI, usó a la organización hasta su llegada a la candidatura por el gobierno del estado de Nayarit, y de ahí en adelante, este sector priista, fue menguando en todos los aspectos, en fuerza, en liderazgo, en capacidad de movilización, y claro, cuando llegan los gobiernos panistas al gobierno nacional, los campesinos lograron sobrevivir, que no significa de ninguna manera crecer, luego vino el gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO, y con un presidente cuyo partido tenía como patrimonio político al sector campesino con la CNC, tampoco se pudo restaurar a la organización, incluso hay quienes aseguran que cuando se nombró a MANUEL COTA JIMENEZ, como dirigente nacional de esta organización, la idea era darle sagrada sepultura al sector del campo dentro del PRI, pues fue insólito que por primera vez en la historia de la CNC, se nombró a un contador, a un profesionista que toda su vida militó en el sector popular conocido como CNOP, para de golpe aparecer como dirigente máximo del hombre del campo, lo insólito consistió en que MANUEL COTA, nunca tuvo tierras, o se metió en negocios o actividades del campo, antes de su designación, y al parecer tampoco después de ella. 

Ahora bien, el fantasma que hoy reclama la atención de la cuarta transformación, está viviendo ya sus últimos días, pero para ser honestos, debo decirles que la crisis de la CNC comienza desde finales de los años  70s,   con la llegada de Augusto Gómez Villanueva, el mismo que postula a Luis Echeverría como candidato a la Presidencia de la República. Quizá, de todo esto pueda salvarse el liderazgo campesino de Alfredo Vladimir Bonfil Pinto, quien sí llegó a poseer el carisma y la fuerza para encabezar actos de verdadera fuerza campesina. Bonfil llega a la CNC luego de haber participado en la campaña de LEA. Su muerte, en condiciones hasta hoy «sospechosas» en las inmediaciones del estado de Veracruz, es todavía un tema de grandes reflexiones. El avión en que viajaba simplemente explotó el 25 de enero de 1973, accidente en el cual también perdieron la vida Sergio Butrón Casas, Francisco Cinta Guzmán y parte de la comitiva de Bonfil…A PARTIR DE ENTONCES VINO EL DILUVIO CAMPESINO.  

A partir de entonces, Luis Echeverría toma como inspiración algunos principios del movimiento de masas cardenista, otras ideas de Juárez y al tratar de emularlos se pierde en el macropopulismo. LEA dividió los fines originales de la organización campesina. hasta convertirlos en un instrumento demagógico en su proyecto populista. En esa época de transición, cambia al antiguo Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización. El DAAC, por donde habían pasado: Gabino Vázquez, Fernando Foglio Miramontes, Silvano Barba González, Mario Souza, Cástulo Villaseñor Luquin, el profesor Roberto Barrios y el oaxaqueño Norberto Aguirre Palancares, se convierte en secretaria. 

El campo mexicano, orgullo de pasadas épocas priístas, donde lo mismo daba que se emitiera un voto o que éste no apareciera en las urnas electorales, ha dejado de ser la gran «ánfora» donde el priísmo se nutría para la legitimación de una gran cantidad de candidatos a cargos de elección popular. Viciada desde su mismo origen, la Confederación Nacional Campesina ha perdido toda efectividad. El llamado sufragio «verde», del cual llegó a enorgullecerse el priismo por la efectividad de controlar a las masas campesinas, por no llamarlas rurales, hoy día está extinguido. 

La CNC se asemeja a todas aquellas especies biológicas a las que, a toda costa, se pretende preservar. No obstante, su extinción cada día es más notoria, por ejemplo, en la información motivo de este comentario, en donde el dirigente nayarita campesino cenecista, ANTONIO LOPEZ ARENAS, dice que les van a exigir a los legisladores de MORENA, que les cumplan con los apoyos al campo, sólo de imaginarme que algunos diputados y senadores de MORENA, ni siquiera saben que el PRI tiene un sector campesino, equivale a que consideren que un fantasma, un muerto, va a protestar. 

En fin, quizá la falla a todo esto se pueda encontrar desde su mismo nacimiento. Sólo así se explica por qué la columna vertebral del modelo posrevolucionario en materia de control de masas campesinas dejó de ser el «gran amortiguador» del sistema PRI. 

La CNC surge en un marco de agitación de masas, dentro del corporativismo cardenista, proyecto que hoy acusa serias deficiencias.  

La CNC estaba destinada a la muerte, pues al nacer de un acuerdo presidencial firmado por el propio presidente de la República el general Lázaro Cárdenas del Río, no guardó el menor recato. El proyecto cardenista fue claro en cuanto a sus alcances y perspectivas transexenales. En sus seis puntos – torales – se puede apreciar el autoritarismo con el cual fue manufacturado el proyecto, y para colmo con tan buenos sepultureros en el país y en el estado, como lo fue Manuel Cota Jiménez, parece que las cenizas quieren protestar…hasta mañana 


Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: