Sin mucho escándalo el dengue aumentó en 21 por ciento
La otra epidemia silenciosa

Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

LA SERPENTINA 

POR GUILLERMO AGUIRRE 

** Sin mucho escándalo el dengue aumentó en 21 por ciento  

La otra epidemia silenciosa 

** Mientras los ojos de la ciudadanía están puestos en las cifras del COVID-19; el dengue aumentó en un 21 por ciento respecto al año pasado y ya van varias muertes por esta epidemia 

Es lo que les digo, mientras combatimos en una batalla contra el COVID-19, en el otro frente hace su aparición un viejo enemigo que no ha sido posible exterminarlo para siempre, y me refiero al legendario dengue, que en el caso de nuestro estado, tal como lo dice Andrés Romero Pérez, Subdirector de Prevención y control de Enfermedades de la Secretaria de Salud en Nayarit, quien confirmó que al transitar por la semana epidemiológica número 50, la entidad registra un total de 819 casos de dengue, que en relación al año anterior, que fueron 672, dan un incremento del 21%, esta cifra y este aumento en los casos de dengue es hasta este momento, porque los casos seguirán y seguirán, mientras no se tenga conciencia de blindarnos contra esta enfermedad. 

Y les quiero decir que en el caso de nuestro estado, lamentablemente  todo el año tuvimos una trasmisión permanente, tuvimos inclusive cifras del mil 200%, entonces ahorita podemos decir que prácticamente, se mantiene en las cifras al año anterior, pero que también por -desfortuna- el comportamiento que está teniendo, es muy probable que desde inicio del año estemos registrando casos, lamenta el subdirector de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud de Nayarit

Ahora bien, en relación a Nayarit, tenemos varios factores en contra, factores pues que permiten el incremento de los casos de dengue o chikungunya, por ejemplo hay que considerar  que climatológicamente tiene una adaptación el vector y que también la situación del control larvario, no ha sido eficiente porque a diferencia de otros años, no se puede  accesar de una manera ordenada los domicilios no, esto porque  de alguna u otra manera  la población tiene temor que se ingrese  a su domicilio por lo del COVID y pues también el riesgo de infección que pueda tener el personal, aun así se han realizado todas las acciones en la medida de lo posible, en  cuanto a la fumigación y rociar las casas, pero desde luego que no ha sido esto como otros años, hoy todo lo que huela a entrar a casas, huele al peligro de que los que entran, especialmente si son desconocidos, lleven el coronavirus, y claro, la gente es libre de abrir o no, sus casas a los responsables de rociar las casas, para combatir el mosco transmisor del dengue. 

Por otra parte, del cien por ciento de contagiados por dengue, el 70 por ciento son hemorrágicos, que es el dengue de gran peligro y que incluso ha llevado a la muerte ya a muchas personas.  

Lo cierto también es que los casos de dengue en México han aumentado cerca del 400% respecto al año anterior y hasta el 18 de noviembre pasado se registraban 34.499 casos, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud. 

El estado de Jalisco presenta la incidencia más alta con 6.343 casos, seguido de Veracruz con 2.973 y Puebla con 1.461 casos. 

La Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Dirección General de Epidemiología explicó que durante el 2018 en el mismo periodo de tiempo se contabilizaron 10.568 casos confirmados de dengue. 

Por otra parte, hay factores que definitivamente provocan el incremento de esta epidemia que poco a poco va ganando terreno, por ejemplo, a nivel nacional se ha encontrado un aumento drástico de la incidencia de los casos de cerca del 400% desde lo reportado el año ante pasado, pero ojo, esto es debido a una falta en la compra de los pesticidas y la falta de vacunas 

Aunado a esto, los epidemiólogos afirman que el cambio climático y el calentamiento global han provocado que el mosquito causante de dengue, el Aedes aegypti, «emigre a otras zonas donde antes no habitaba» y claro, aquí viene de nuevo la cadenita, nuevas zonas donde habita el peligroso AEDES ESGYPTI, y nuevos casos que hacen que esto aumente sin remedio, es decir qu esta migración ha impactado en el incremento de casos de personas infectadas con dengue. 

Lo más lamentable es la propagación de una enfermedad «completamente prevenible a través de la vacunación», especialmente en zonas marginadas. 

Con todo esto amigos, hay otro factor importante,  se debe informar a la sociedad civil sobre las acciones que pueden tomar para evitar la proliferación de mosquitos y casos de dengue que pueden agravarse e incluso terminar con consecuencias fatales, esto es, que la gente debe poner su parte, debe tener temor de que bien pudiera morirse en un caso de dengue hemorrágico sin mayores remedios. 

Incluso, es también lamentable que durante las campañas de descacharrización, las que hace salubridad, el ayuntamiento y el gobierno estatal, mucha gente se resiste a tirar viejos botes llenos de agua, baldes inservibles que son el lugar ideal para que se den los mosquitos portadores del dengue, la gente no quiere deshacerse de su basura. 

La sociedad civil tiene que hacer una parte que a los gobiernos ya no les corresponde como utilizar mosquiteros en las camas y eliminar asentamientos de agua» que son receptáculo para los mosquitos. 

En tanto, el gobierno tendría que unirse al fondo estratégicos de la Organización Mundial de la Salud (OPS) para garantizar que las vacunas sean accesibles a los presupuestos asignados a la salud. 

Y miren, casi todos sabemos lo enfadoso que es tener dengue, ya que algunos de sus síntomas son el dolor de cabeza,  intenso, dolor de ojos, erupciones en la piel, náuseas, vómito, falta de apetito, dolor abdominal, «fiebre rompehuesos» que se manifiesta con severo dolor en los huesos y en casos graves, hemorragias, convulsiones debido a la fiebre y deshidratación severa, con todo este dolor, muchas personas, que no todas hay que déjarlo en claro, insisten en mantener cacharros inútiles en sus corrales, en sus cocheras, en donde se pueda pues. 

De las cosas que uno no entenderá nunca, el porqué la gente sabe que puede salvarse de un peligro que incluso podría causarle la muerte, y por indolencia prefiere correr el riesgo, inexplicable pero así es…hasta mañana 


Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: