Papeleros, antreros, tianguistas y demás, no quieren desaparecer
La dificultad de sobrevivir en la pandemia

Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

LA SERPENTINA 

POR GUILLERMO AGUIRRE 

** Papeleros, antreros, tianguistas y demás, no quieren desaparecer 

La dificultad de sobrevivir en la pandemia 

**Todos los rubros han hecho su manifestación para pedir más facilidades al gobierno, por lo que es cosa de paciencia para poder entrarle de lleno a la vida y no regresar al fracaso 

Por supuesto que entendemos la desesperación de nuestros hombres y mujeres de empresas locales, por motivos económicos, la pandemia ha enterrado a decenas de negocios en la entidad, y otros están sostenidos por un hilo apenas, con el riesgo que entraña el tener un negocio en tiempos de crisis. 

Por eso es completamente entendible que los dueños de diversos rubros, se manifiesten y pidan facilidades de todo tipo, pero especialmente las relacionadas con los permisos para operar sus negocios en forma normal, es decir en la forma en que lo hacían antes de que entráramos a esta pandemia, que el próximo 18 de marzo, cumplirá un año. 

No sé si ustedes recuerden que en el transcurso del año que pasó y parte del que estamos viviendo, hemos visto marchas de taxistas, de dueños de casinos, de personas dedicadas a la animación, de indígenas que venden artesanías, de músicos, de los llamados “sonideros”, los que rentan sonidos para fiestas, y ayer nos tocó ver a los dueños de restaurantes, bares y antros, quienes entregaron una petición a Gobierno del Estado en el que solicitan les permitan trabajar con una ampliación de horarios, ya que muchos de ellos no están laborando y los que si trabajan hasta las 10:00 de la noche. 

Ellos solicitan que les permitan cerrar hasta las 12 o 2:00 am lo cual se establece en la licencia de funcionamiento, además de recalcar que se utilizarán los protocolos sanitarios como los tapetes sanitizantes, toma de temperatura, gel antibacterial, además se comprometen a la compra de máquinas sanitizantes para el cuidado del establecimiento y los clientes.  

Pero por supuesto que ellos no son los únicos que tienen esa inquietud, ayer mismo en una encuesta hecha por reporteros de esta casa editorial, entre los comerciantes dedicados al ramo de la papelería, la conclusión es que dejaron de vender en un  60 o incluso 70 por ciento en esta crisis, y ellos tienen sus razones, lo primero es que se dejó de asistir a las escuelas de todos los niveles en forma presencial, por lo que se dejó de consumir mucho material compuesto por cuadernos, libros, y otros implementos propios de lo que solicitan las escuelas. 

Así que nuestros empresarios de papelerías tuvieron que adaptarse a ofrecer sus productos por internet, por las redes, con plataformas tales como el Facebook, entre otras. 

Y bien, este es el panorama y diríamos que los restos que quedan de una guerra que está a punto de terminar, esto si finalmente se aplica la vacuna y la gente vuelve a tener la seguridad de su vida. 

Pero ojo, dice bien el secretario general de gobierno, y también el licenciado penalista BENITO RODRIGUEZ, Secretario de Protección Ciudadana, estamos en un semáforo amarillo, el color no es para relajarse, y menos con lo que ya hemos visto que ha pasado en entidades en donde se creyeron del semáforo y volvieron a las calles. 

En resumen amigos y amigas, a unos días de que se cumpla el año en que Nayarit empezó a cerrar todo, a blindarse, a prohibir la apertura de negocios, a ordenar medidas estrictas que claro no siempre fueron respetadas por todos, parece que estamos viendo la luz al final del túnel-como se dice en los refranes sobados- y seguramente, es mejor ganar bien la guerra, esta guerra económica y sanitaria, que dejar al enemigo, que es el COVID-19, con vida, o con algo de vida, que luego le permita arremeter contra todos aquellos que la hemos librado hasta este momento. 

La sobrevivencia nunca ha sido un asunto sencillo, sobrevivir en todos los aspectos es ya una batalla, y por lo que estamos viendo, en Nayarit, estamos a punto de dejar la sobrevivencia para entrar de lleno a la vida, es cosa de paciencia, no falta mucho, y proclamaremos victoria…hasta el lunes 


Ayúdanos a compartir en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: